David Taroncher, un enamorado de lo imperfecto



collage David Taroncher

28 Jul David Taroncher, un enamorado de lo imperfecto

David Taroncher, un lobo emocional

Hay personas que ven la vida pasar y otras, que pasan por la vida dejando huella, haciendo que su paso por la senda  aporte sentido a las personas que la rodean, personas valientes, que sin mirar atrás más que para tomar impulso, deciden poner rumbo a construir un mundo mejor, sin importar si lo perfecto o lo imperfecto pueda ser una limitación porque…¿quien dijo que lo bello, lo realmente auténtico tiene que ser perfecto?

Enamórate de un loco, porque las cuerdas atan, y eso es lo que ha ido haciendo casi sin darse cuenta el protagonista de esta historia con Alma. Enamorarse de las personas que sufren un trastorno mental grave, ayudarles a construir un futuro con esperanza, con dignidad, para que vivan de manera plena con su imperfección, descubriendo las oportunidades que sin duda tienen, haciendo de su vida un lugar único y especial como todos y cada uno de los seres humanos que habitamos este planeta merecemos tener.

David Taroncher, un lobo emocional, como le gusta definirse, al que le inspira la Madre Teresa de Calcuta, “Quien no vive para servir, no sirve para vivir” y es que el que ha tenido la oportunidad de compartir sus proyectos y trato con el entorno de la salud mental lo tienen claro, David es un apasionado de los “proyectos de vida”.

Le gusta hablar de la Teoría de las Inteligencias múltiples de Gardner, y encuentra todo el sentido, para entender ahora lo que en su juventud parecía una rebeldía contra lo socialmente establecido. Su preferencia por las conversaciones con vecinos y amigos a integrarse en un equipo de futbol tenía una explicación. Personas altamente sensibles con una gran empatía a los que se les da muy bien el trato con personas. Eso lo supo aprovechar, quizá de manera intuitiva, siguiendo al corazón y no a la razón y ese fue el secreto de su éxito, focalizarse en lo que realmente le apasionaba y se le daba realmente bien, “las personas”.

Se sumergió de lleno en este mundo cuando comenzó a trabajar en atención directa de un centro de salud mental. Trabajando en el mismo, sin apenas responsabilidades, ya descubrió el gusanillo del trato con personas y apostó por generar nuevos proyectos de acción social hasta llegar a formar parte del la institución siendo nombrado Director General.

Desde su inicios, hace ya mas de 15 años, no ha cesado de trabajar por y para las personas con enfermedades mentales, apostando por ellas, por su recuperación, sus proyectos de vida y sus derechos. “Las personas tienen que ser los dueños de sus vidas y de sus proyectos. A los que no pueden vivir de manera autónoma tenemos que apoyarles para que tengan la mejor calidad de vida en su entorno natural”.

David ha sido recientemente nombrado Presidente de AVRISEM (Asociación Valenciana de Rehabilitación Psicosocial e Inserción Socio-laboral), constituida por profesionales que trabajan en el ámbito de la Rehabilitación Psicosocial de la persona con Trastorno Mental Grave y quieren conseguir un mayor nivel de recuperación de éstas y mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Tiene una visión muy específica en el desarrollo de los proyectos solidarios y es especialista en consultoría estratégica, facilitando e implementando la puesta en marcha de Proyectos Sociales y del IV Sector. Aprovecha el ingenio, la creatividad, la capacidad de gestión y el acceso a los recursos financieros para mejorar la calidad de vida de la sociedad. “Servir a la sociedad como objetivo”.

Es un defensor acérrimo de las sinergias, de que los servicios sanitarios y los servicios sociales se coordinen entre ellos, “es necesaria la complementariedad entre éstos”. Apuesta por hacer valer los derechos de las personas con diversidad funcional y tiene un compromiso personal porque todos en la sociedad sigamos fomentando valores como la transparencia, “ya ha existido mucha oscuridad a lo largo de la historia sobre la salud mental. La salud mental es cosa de todos”.

En su ánimo de compartir su visión por el mundo, David forma parte del cuadro directivo y docente del Programa Ejecutivo de Alto Rendimiento “Be 10” de GO up Business School. Un programa que, como él mismo define “Está muy equilibrado, reúne a los mejores profesionales y además de la metodología que utilizan, está muy enfocado desde la razón y desde la emoción. Es decir, desde la parte más vivencial hasta la parte más técnica”.

“Además de “Be 10”, Gracias al proyecto ALMA, “nos dimos cuenta de que los profesionales estaban muy enfocados en las partes más técnicas, más operativas, pero les faltaba la parte más vivencial”.

“Lo importante es enamorar. El profesional ha de estar enamorado de su trabajo y a la vez tener la capacidad de transmitirlo”

El proyecto ALMA de GO up Business School es un proceso de transformación que aplica metodología práctica e innovadora de cambio organizacional “centrado en la persona” conectando a través de las emociones.

Un nuevo horizonte para construir una manera de vivir, de trabajar y dirigir más integra, donde se cultivan líderes y profesionales que inspiran el cambio y que transforman su organización con pasión y autenticidad.


Así es David, una persona apasionada, enamorada de la vida y de las personas que la rodean y al que no le faltan nunca nuevos proyectos en los que aventurarse, porque como le gusta citar “Cuando un hombre sabe donde va, el mundo entero se aparta para dejarle paso “ (B. Russell)

Gracias David, hacen falta personas como tu, cambiadores del mundo, con alma y que son el cambio que quieren ver en el mundo.

 

Ana Martínez

 

Sin comentarios

Publicar un comentario