¿Conoces a Andrés Pérez Ortega?



andres perez

18 Feb ¿Conoces a Andrés Pérez Ortega?

¿No? Pues deberías

Andrés Pérez Ortega es Químico por la Universidad Autónoma de Madrid. MBA por ICADE. Directivo durante 15 años en grandes multinacionales (Repsol, Carrefour, Grupo ONCE…). Actualmente asesor, docente y conferenciante de referencia en posicionamiento Profesional y Personal (Branding). Autor de numerosos libros y artículos entre los que cabría destacar “Marca Personal” (ESIC), “Expertología” (Alienta) y “Te van a oír” (Alienta).

foto libro 2foto 4 libro

Andrés es “Docente 10” del Programa Ejecutivo de alto Rendimiento Be 10, y este viernes nos trasladará al mundo del Personal Branding.

“Ten cuidado con lo que deseas porque podrías conseguirlo”

Así comienza un post de Andrés que define muy bien su esencia:

Si me lees desde hace algún tiempo te habrás dado cuenta de que no me caracterizo por una mentalidad buenista ni creo que las cosas se consigan sólo por desearlas con mucha fuerza.

Sin embargo, en el post anterior citaba a mi amigo Luis Labrador que se fue a EEUU casi con lo puesto y ya ha participado en dos películas con Oscar. En este, aunque no suelo hablar de mi mismo, creo que lo que te voy a contar puede servir como ejemplo de cómo las cosas pueden llegar a encajar casi sin darte cuenta si tienes un rumbo más o menos definido y, sobre todo eres muy, muy persistente.

Ambas historias, y muchas más que he conocido durante estos años, se caracterizan por una meta definida y casi obsesiva, por hacer algo que te apasiona y por hacer cosas constantemente para mejorar y acercarse un poquito a ese destino.

¿Significa eso que si tienes un objetivo, eres un cabezota y haces algo cada día para conseguirlo vas a llegar a donde quieres? De ninguna manera. Mucha gente buena, con ideas claras e inasequible al desaliento se queda a mitad de camino. Supongo que a todos nos ocurre, incluso a aquellos que llegamos a sitios que jamás esperábamos, porque la vida es una carrera con muchas metas móviles.

Que tengas un objetivo no te garantiza, ni mucho menos, que lo vayas a alcanzar. Pero lo que si te puedo asegurar es que si no lo tienes, nunca llegarás a él. Además, he comprobado que en este viaje, hay muchos pequeños logros, medianos avances y grandes satisfacciones que si bien no son el objetivo principal, a veces consiguen que sean incluso más gratificantes.

Hay quien piensa que no merece la pena planificar ni tener una Estrategia Personal porque todo depende demasiado de la suerte. Quizás tengan razón en una cosa, en que igual que ocurre con la lotería, es imposible que te toque si no juegas y es más probable que consigas el premio cuanto más juegues. Conseguir objetivos es una cuestión de probabilidades.

Hace exactamente diez años y un día (como una condena) me di de alta en el INEM. Unos días antes me habían despedido de la que sería mi última empresa como “cuentajenado”. Decidí que me dedicaría a trabajar para que a las personas en general y a los profesionales en particular se nos dejase de tratar como “marcas blancas” sustituibles, homogéneas y baratas y se nos valorase como corresponde.

En aquel momento no tenía ni idea de por donde iban a ir los tiros ni sabía cómo lo haría. Lo que tenía claro era cual era mi misión:

Aumentar el valor de las personas

Cada cual aprovecha la “materia prima” de la que dispone. Y supongo que, como yo llevaba muchos años desarrollando productos y marcas, lo lógico era utilizar todo ese material. Aunque mi propósito fuese el mismo, si mi experiencia, conocimientos o habilidades hubiesen sido otros quizás la forma de hacerlo hubiese sido diferente.

Poco a poco la idea fue tomando forma y en el año 2006 publiqué un post premonitorio en el que fantaseaba con un futuro en el que la Marca Personal (en ese momento ya le había puesto nombre a lo que hacía) sería un concepto popular. Con el tiempo he visto que cuando algo se populariza, se acaba corrompiendo pero hace casi diez años me imaginé que alguien escribiría un libro de la serie Para Dummies. Incluso llegué a diseñar una portada hipotética.

Fíjate lo que son las cosas. Ayer, casi exactamente diez años después de mi “fichaje” por el INEM, mientras estaba preparando material para mi nuevo proyecto, un mensajero me trajo una caja. En ella estaba mi nuevo libro, Marca Personal para Dummies.

Aunque este es mi cuarto libro, reconozco que me hizo una ilusión especial verlo. Admito que hay algo de chulería y de prepotencia porque pensé en aquellos que desde el primer día estuvieron machacándome con críticas hacia todo esto de lo que hablo. Pero también lo considero como una prueba en primera persona de que esto que “predico” puede funcionar. ¿Cómo podría dar lecciones a nadie si no fuese así?

A estas alturas no pretendo hacer creer a nadie que tener un objetivo claro y desearlo con mucha fuerza va a conseguir que lo alcances porque eso no me lo creo ni yo.

Lo que tengo claro es que si a los objetivos le sumas estrategia, persistencia, paciencia, aprendizaje, muchas noches en vela, prescindir de cosas que considerabas imprescindibles, unos cuantos amigos que han estado aguantando tus fantasías irrealizables y, a pesar de todo, han estado contigo, y unas cuantas cosas más, es probable, solo probable que consigas lo que buscas o incluso cosas que jamás imaginaste que alcanzarías.

De nuevo este post me ha quedado más personal y autocomplaciente de lo que me gustaría porque creo que lo importante no es hablar de nosotros sino de lo que hacemos pero al fin y al cabo una Marca Personal es, ante todo, personal.

Portada de un hipotético libro de Marca Personal con la que fantaseaba allá en el 2006

Libro

Marca Personal para Dummies o cómo se convierte una fantasía en realidad unos años después

foto libro 3

Si no quieres perderte a Andrés Pérez Ortega en acción puedes tener la oportunidad en la 2ª edición del Programa Ejecutivo de Alto Rendimiento Be 10, que dará comienzo el 17 de abril de 2015,

Descargar Programa en PDF

Formulario de Inscripciones

 

Sin comentarios

Publicar un comentario